Los community managers, trabajadores de la creatividad

Los community managers, trabajadores de la creatividad

 

En estos tiempos modernos que corren, ha surgido una nueva figura profesional a la que todos los dedos señalan como el salvador para cualquier negocio. Casi parece la creatividad misma, hecha ser humano. Se trata, cómo no, del community manager. Sin embargo, se podrían llenar libros con los nombres de las empresas que no han conseguido el éxito esperado aun contando con los servicios de estos profesionales. Lo que ha llevado a muchos a preguntarse, ¿qué clase de community manager es el que realmente va a hacer funcionar mi negocio?

Lo primero que debes de tener en cuenta es que, dentro del mundo de la comunicación online, pasa como en el resto de profesiones habidas y por haber, hay buenos y malos trabajadores. ¿Cuál sería el buen community manager?

Para empezar, es una profesión en la que se exige una buena dosis de creatividad. Con esto no nos referimos a que debes buscar a alguien que no pare de soltar chistes y de hacer payasadas y ponerlo a gestionar tus redes sociales. Un error muy típico, es pensar que ser creativo es tener sentido del humor. Y esto es falso. La creatividad significa que si tu trabajo es diseñar un plan de comunicación para una empresa de, por ejemplo, cacerolas, consigas que ese plan funcione. Y que aún por encima compren esas cacerolas. Es decir: la creatividad es saber adaptarse a cualquier situación.

Otro rasgo de los buenos community managers es que se les tiene que dar bien eso de juntar palabras y que tengan un sentido. La creación de contenido en las redes sociales y en el blog del negocio va a ser una de sus principales funciones. Por tanto, si a tu empresa llega el currículum de alguien que a todas luces es incapaz de distinguir el sujeto del predicado, descártalo sin dudarlo.

Una virtud indispensable es la profesionalidad. Cuando elijas un community manager debes asegurarte de que conoce a la perfección su profesión. Su objetivo general es el de mejorar el posicionamiento de la marca que lo contrata. Ya sea mediante una buena estrategia SEO, a través de la creación de contenido o aumentando el conocimiento de la marca. Lo importante es que consiga que en la red hablen de tu negocio y, en el mejor de los casos, que hablen para bien.

Un community debe ser un profesional en el manejo de redes sociales. Si ves que utiliza Tuenti en lugar de Facebook, que tiene palomas mensajeras en vez de Twitter y que pone caras raras cuando le hablas de Instagram, deberías valorar nuevas opciones. La importancia de gestionar adecuadamente las redes es la de crear una comunidad virtual fuerte en torno a tu marca. Es decir: que un grupo de usuarios, clientes o simpatizantes compartan los contenidos que publicas y que tengan la opción de interactuar contigo. Al fin y al cabo, la idea original de las redes sociales es esa, y una de las funciones más importantes del community manager es gestionar adecuadamente esa relación.

 


Comunicador audiovisual, diseñador web, community manager y emprendedor. De Cádiz. CEO en Jesús Rivero Web & Marketing. Emprender es para mí, más que una profesión, una vocación. "Tu éxito depende de ti". ¡Activa el camino al éxito!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1
¿Hablamos? ¡Cuéntanos tu idea!
Powered by